viernes, 5 de agosto de 2011

The Inside of the Pillows (Scene 2): Sobre traducciones, revisitas y versiones


Escribí la obra El interior de las almohadas entre el 2006 y el 2007 como parte de un curso literario acerca del modernismo en latino-américa y por supuesto como una exploración a la obra de Horacio Quiroga, autor del cuento "El almohadón de plumas". Las escritoras Delmira Agustini y Silvina Ocampo tambien se veían homenajeadas en el mismo. El proyecto creció hasta convertirse en una producción teatral del grupo El kibutz. La obra se presentó en diciembre del 2007 en el ahora desaparecido Teatro Estudio Yerbabruja y en La casa Aboy Miranda como parte del estimulante festival escénico Homenaje a la muerte y a la mentira.

La intensidad emocional del cuento y por tanto de la obra (una joven mujer moribunda atrapada en alucinaciones de desamor), además de una volátil producción me alejaron del texto por varios años hasta ahora que lo re-descubro con una mirada más descansada y en otro idioma.

La re-visita se originó de la necesidad de crear una audición en la que mostrará algo de mi trabajo como dramaturgo. Con la ayuda de los buenos amigos Javier González, David Skeits y Erin Maureen Koster traduje la escena número dos en la que el esposo impasible, Jordan, se resiste a involucrarse emocionalmente ante los malos presagios del médico.

Me uno a las ideas que promulgaba Borges, entre otros escritores, de la traducción como una re-escritura artística de un texto ya que los descubrimientos no se hicieron esperar.

Esta escena en su versión en inglés cobró una mayor precisión teórica. La ideas de Jordan en cuanto al ajedrez se leen/escuchan más claras exentas de ese primer lirismo barroco castellano. Por otra parte, el tono se volvió más clínico y distanciado: aspecto que a mi entender evidencia aún más las carencias emocionales de la mujer. Las frontera entre el escucha y el discurso del otro se acrecentó casi a manera de precipicio.



A leerla pues...

Scene 2
Characters: Jordan/The Doctor

The Doctor enters the living room where Jordan is focused on a chessboard. Long silence. Jordan looks at the Doctor as if something very meaningful has been revealed to him through the game.

Jordan:
Doctor, the logic of chess is to sacrifice the life of the common people, the pawns, to buy some time and impose your sovereignty. The power structure is based on accepting collateral damage and invading domains wisely.

The Doctor:
Jordan, I’m really concerned. Alice is showing no signs of recovery.

Jordan:
The strategy consists of creating a defensive shield around the royalty and the aristocracy. Survival should be guaranteed to the higher levels of society.

The Doctor:
It seems that she has no strength to fight the fever.

Jordan:
You can always replace the masses but the monarchy is a different situation. I have learned from chess that only strategy enables you to triumph.

The Doctor:
Of course this doesn’t mean that she is going to die. I wouldn’t allow myself that prognosis.

Jordan:
The king and the queen transcend everyone, even death itself, even themselves in human form. When they are alive they embody dominion, the estate, but their bodies are merely a metaphor for the higher power above us.

The Doctor:
Jordan, are you listening to me?

Jordan:
Sure. Alice is deteriorating. She is not responding, right?

The Doctor:
Not exactly… Her body seems to be in some kind of…

Jordan:
Doctor, do whatever you think is appropriate. I can’t afford sadness right now.

The Doctor:
Fine… I think chess shows us how power was organized in medieval times. War was a way of keeping society in order.

Jordan:
Not only in medieval times, Doctor… I’m glad you were also listening to me. I don’t like to talk to walls. It’s a waste of time.


Esta es sólo una escena (que disfrute mucho re-trabajar) y mis reflexiones seguramente cambiarían si de una traducción completa se tratará. Pronosticaría que la versión en español será siempre más juguetona y rítmica y que se mantendrá muy cercana al mundo metafórico que inspiró el proyecto. En otras palabras la conexión afectiva entre las fuentes originales y la obra de teatro será más fuerte. En inglés probablemente se vuelva un texto antiséptico, aunque más directo y de mayor concisión. Cada versión acentuaría el impacto de ciertos personajes: en español de Alicia, Patricia, el padre y Eliseo; en inglés de Jordan, el médico y puede que también del insecto.

Es interesante el posible análisis de funcionamiento: el español como el proveedor de sugerencias emotivas y el inglés como un escalpelo que corta con precisión lo que tiene que ser articulado, o sea una expresión de las fronteras y de la individualidad.

También pienso que estas impresiones las impone el que quiere y podría resultar ser lo contrario. Lo tiro al aire.

Nota: Las fotos son parte de la producción teatral del 2007 de El interior de las almohadas. La actriz es Lixandra Merced.

No hay comentarios: