martes, 24 de mayo de 2011

Porno Don't Look Back y los 70 de Dylan

De Dylan se ha escrito tanto, que el Bobby con su acostumbrada maraca de cinismo a incitado al que quiera a escribir un buen libro sobre él y sacar su buen porcentaje, dice de paso que algo bueno puede salir de ello. Esta entrada se une a los innumerables posts, artículos, retrospectivas y demencias que alrededor del mundo están saliendo a propósito del cumpleaños 70 del viejo Bob en el día de hoy. Aunque ponga esa mueca de desprecio se le quiere y se le agradece como a pocos.

Aquí en NYC Film Forum hizo lo propio mostrando como un lujo inesperado dos documentales clásicos de los muchos dedicados al cantautor: Dont Loo Back, de D.A. Pennebaker y The Other Side Of The Mirror, de Murray Lerner. Para la cherry de este cocktail invitaron a los directores a presentar estas pelis sobre el Dylan mercurial, o sea el rebelde en el Newport Festival y el arrogante peleón en el tour del 65 en Londres.

A Pennebaker lo escuché encantado como el buen abuelo documentalista que es. Su presentación se centró en hablar sobre la distribución del filme. Resulta que para el 1967 este documental mítico (una de las cimas del cinema verité, precursor de los acercamientos "profile" en el periodismo artístico ya sea visual o escrito), no lo querían presentar en ningún teatro y en ninguna ciudad. Como única salvación apareció un teatro en San Francisco que tuvo la suficiente clarividencia para mostrarlo. El filme sorpresivamente fue un éxito quedándose en cartelera por un año. A mitad de este período, un Pennebaker feliz decide ver el espacio benefactor: era un teatro porno de la peor calaña. Nada, que a los habituales le encantaba y al gerente, este voyerismo rocanrolero, le parecía lo más porno que podía haber en la música.

Gracias a ese año pornográfico de Dont Look Back otros distribuidores lo re-evaluaron y se le dio la valía que merecía. Se empezó a presentar en grande.

La conversación fue breve y amena hay que decir. El disfrute vino en serio viendo pelear muy witty a Dylan con la prensa inglesa, con los fans y las groupies. Que hastío ser famoso.

No hay comentarios: