jueves, 10 de marzo de 2011

El Medio habla de helicópteros

Al presente, la práctica de grabar discos conceptuales esta en desuso. La búsqueda de unidad narrativa en las canciones que componen una grabación parece una idea del pasado si tomamos en consideración el fervor de la mayoría por escuchar música aleatoriamente (shuffle). Desde que todos podemos ser nuestros propios DJ’s ; o dejar que nuestra máquina lo sea, los discos conceptuales han mermado como animales en peligro de extinción. Por supuesto hay quien apuesta a por ello devolviéndole entereza, contenido y unidad a la experiencia del escucha. Tal es el caso de la nueva grabación del proyecto musical El medio de Leonardo Velásquez, titulado El fin del sueño del helicóptero personal.

Este E.P. de seis canciones es una elegante propuesta Pop que analiza, en un viaje retrospectivo, aspectos de la interioridad del compositor multi-intrumentalista. Tomando la infancia como objeto de estudio, las canciones se enlazan por la idea del elemento materno extraviado ( la referencia al psicoanálisis Freudiano y Lacaniano me parece adrede). La “madre” en el disco es un figura añorada a la vez de un concepto amplio que va desde lo fisiológico (la plenitud de la placenta), lo anímico (la protección materna; la inocencia ilusoria infantil) e incluso el seno patrio (Puerto Rico). Sin embargo, esta melancolía predominante en los temas termina siendo transformada en una última canción que propone un avance hacia el futuro o a las experiencias venideras.

“El tema del disco es un exploración de la formación del superego… tiene aspectos que tal vez puedo catalogar como hiper-autobiográficos porque a pesar de que son muy personales, al mismo tiempo son la pérdida de lo personal. La primera canción la canta un feto, por ejemplo, una especie de sonograma narrado. Durante el desarrollo del disco a veces se mira hacia delante, a veces hacia atrás hasta el final. El setting es Puerto Rico y la movida de la isla a Nueva York. La idea unificadora del Fin del sueño del helicóptero personal es un vistazo a la vida desde Puerto Rico, principalmente.” (Entrevista personal, Leonardo Velásquez 2/22/11)

El fin…es un disco con marcados cuestionamientos existenciales. El transcurso narrativo inicia planteando el ideal de la existencia casi cósmica del niño en la barriga, momento en donde lo más importante es el “ser” en su estado más puro, sin los condicionamientos sociales. Entrado en el mundo del lenguaje, y por tanto del Otro, el niño en sus juegos comienza a representar los vicios morales de la sociedad y a construir una imagen distorsionada del orden y la cordura. Esta entrada (sofocante por demás), o construcción del super ego, deja al sujeto lírico-melódico en un estado de incomodidad angustiosa particular: cierta neurosis isleña en la cual el ambiente y los congéneres se vuelven algo insoportables. Ante ello, ese sujeto del disco opta por una revisión al pasado infantil (época de deliciosas ceremonias ilusorias y cuidados maternos), buscando un alivio a su desasosiego. Esta solución se descubre pronto que es tan frágil y efímera como la posibilidad de adquirir un helicóptero personal que evite los tapones automovilísticos y que levante al “yo” de su crisis.

“El helicóptero personal es como una ilusión quimérica, sobrevolar tapones, ser autosuficiente del carro y la familia, trascender lo social, lo tecnológico, y perder "la cabeza" en el proceso. Quise capturar eso en la imagen de la portada, para un disco físico la contraportada incluiría el personajillo decapitado sobrevolando un tapón de las cinco sobre la metrópolis San Juanera…”.

La composición del disco se ha venido ideando por alrededor de cinco años, aunque no fue hasta el pasado 2010 en que el proyecto se formalizó en una grabación. Leo graba su música bajo una ética de auto-gestión en su propio estudio/cuarto, para luego pulir el resultado en la etapa final de masterizacíón, lo cual ha permitido la progresiva maduración de la propuesta.

“Toda la instrumentación fue grabada en mi cuarto, el ingrediente clave para el sonido fue la combinación del formato digital, que me permite trabajar con mucha flexibilidad, incluso cuando los temas no están terminados, o sea irlos grabando y dejar que las cosas vayan creciendo con el tiempo; y la combinación con los sintetizadores análogos y las guitarras acústicas que fueron grabadas más espontáneamente.”

Los aspectos sonoros del disco reproducen, precisamente, ese estado de intimidad y contemplación que el concepto propone. Desde la estética y la práctica del Lo-Fi, la mezcla hace hincapié en la claridad de la voz y el contenido de las letras. En la grabación, las guitarras se abstienen de disonancias para mantener una base rítmica y melódica en la onda del folk, el post-punk y/o la trova caribeña. Estas canciones aumentan sus proporciones con el influjo ensoñador Pop de los sintetizadores análogos. Dicho de otro modo “El fin…” esta compuesto también como una serie de paisajes sonoros y ambientes emotivo/instrumentales que recuerdan por instantes a músicos como Brian Eno, la recién desaparecida Broadcast, o la misma Balún, banda con la cual Leo colabora como guitarrista.

Un punto interesante de este proyecto es que al mismo tiempo que El medio recupera el album conceptual, (práctica que nos remite hasta su auge en los años 60’s), se propone también una exposición directa y exclusiva del mismo por medio de la disquera virtual Simplemente Records, lo cual coloca la producción en las nuevas tendencias de distribución musical en la red.

“El enfoque ahora es seguir haciendo canciones y disquitos; me interesa colaborar con otra gente, tengo muchas ideas para videos… todavía queda mucho por hacer”.

El fin del sueño del helicóptero personal se puede acceder a través de:

http://www.simplementerecords.com/

http://elmedio.bandcamp.com/album/el-fin-del-sue-o-del-helic-ptero-personal

http://soundcloud.com/el-medio/el-fin-del-sue-o-del-helic-ptero-personal